Covid-19: Directrices educativas específicas del Gobierno español

El 22 de abril, y tras estudiar pormenorizadamente las propuestas del Consejo Escolar del Estado, salieron publicadas las directrices educativas que marcan las diferentes etapas educativas españolas.

Estas directrices harán y han hecho que las opiniones de cada docente difieran mucho. Dar exactamente con la solución exacta es realmente complicada. Escucho a gente decir que el gobierno español ha ido más allá de sus límites y ha destrozado la economía española. Por otra parte, escucho a gente decir que el confinamiento que ha hecho España era necesario…

Y en este sentido, algo similar pasa con la educación y la situación con el Covid-19.

Muchísimos centros han propuesto medidas de enseñanza basadas en las TIC, con clases online. Otros, sobreviven con los recursos que tienen. Pero esto es una situación que no ocurre solo en España.

Por ejemplo, yo ahora me encuentro en Inglaterra y el colegio de mis hijos, con familias de diferentes contextos sociales y ecónomicos hacen que seguir una misma enseñanza online sea realmente complicada. En este sentido, el colegio de mis hijos ha optado por entregar semanalmente dossieres de trabajo y no ha más contacto con los alumnos que una llamada bisemanal por parte del maestro para preguntar cómo está el niño o la niña.

Por mi parte, me encuentro en centro integrado desde Infantil a Secundaria. La situación vino despacio pero tal vez no la supimos ver venir con la seriedad que suponía.

Hoy he recibido una carta del futuro instituto que mi hija irá en Septiembre en Inglaterra y lo que más me ha llamado la atención es que refería a su alta calidad profesional y destacaba, sobre todo la frase de:

“Debido a que seis semanas antes del confinamiento comenzamos a preparar a nuestros profesores para que la transición de la enseñanza presencial a la no presencial no fuera traumática para nadie”.

Y es que esta previsión creo que es la clave. Pero ¿cuántos colegios hemos previsto con seis semanas antes del encerramiento lo que podía ocurrir?

La improvisación y el error han sido y están siendo una marca, en parte, necesaria en este aprendizaje que seguramente será importante para cambiar algunos aspectos metodológicos, pero que también, y estoy seguro de ello, que el tiempo nos hará olvidar y dentro de unos años volveremos a la enseñanza tal cual la hemos entendido hasta ahora.

Lo que sí puede cambiar, es entender la importancia de formarnos muy bien tecnológicamente, porque lo que ha pasado una vez (Covid-19) podrá volver a pasar en un futuro y posiblemente no tengamos que esperar otros 100 años como ocurrió con la Gripe Española de 1918.

En este sentido, las directices del gobierno ofrecen la libertad del maestro de adaptar toda esta dificultad que aquí recojo. Las directrices son abiertas, permiten avanzar o no en contenidos y ofrecen una evaluación de diagnóstico.

Es decir, sálvese cada uno como pueda que en Septiembre intentaremos comenzar de nuevo.

Lo cierto es que considero que son correctas las directrices del Gobierno. El maestro y el centro tiene, en estos momento, que tomar su propio rumbo y atender lo mejor que pueda a su alumnado. Es cierto, que en Primaria y en Infantil hay que relajarse porque no se nos pide ese título o acceso a la universidad.

Lo que si es muy importante es que los equipo directivos tienen que marcar una clara línea de aprendizaje en línea que guíe, primero al maestro y luego a los alumnos.

Se debe reflejar muy claramente el tipo de actividades que se quiere enseñar y no dejar a los docentes en un barco que se hunde y que cada docente haga lo que “quiera” o “pueda”.

Es muy importante ahora enfatizar el tipo de actividades que se quiere tarbajar (avanzar o ampliar), porque de eso va a depender la evaluación diagnóstico.

Poner un horario cerrado por tablas a las familas… pues para algunos les puede gustar y a otros no. Dependerá del maestro y las familias.

En mi caso, entiendo la educación no presencial como la entrega de un conjunto de ejercicios semanales, donde previa guía del maestro, los alumnos se tengan que organizar según sus circunstancias personales.

Finalmente, la evaluación diagnóstico debe estar unida a la autoevaluación y coevaluación. Estas evaluaciones son importantes ahora y no se están utilizando. Los maestros seguimos con la evaluación tradicional de examenes y que el alumno tenga la cámara encendida porque no nos fiamos de él.

Covid-19: Tenemos una oportunidad de oro para cambiar nuestra metodología hacia actividades más competenciales, fuera del propio libro y donde la evaluación diagnóstico muestre sus bondandes a través de la coevaluación y la autoevaluación.

Goliat Avanza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: