"Espacio para el debate, la reflexión y el aprendizaje de las competencias claves en Educación Primaria y Educación Secundaria". José Manuel Maestre. Premio Nacional Promoción Educativa 2015.

LOMCE (Evaluaciones Externas) y Goliat 2.0

La nueva Ley de Educación (Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre para la mejora de la educación), conocida como LOMCE y la cual consolida (o modifica) a la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de 2006 (LOE) subraya como principales medidas de actuación (y cambio):

1. Racionalización de la oferta educativa (asignaturas troncales, específicas y de libre configuración autonómica) mediante una simplificación del currículo.

2. Flexibilización de trayectorias (cambios en la Formación Profesional y supresión de los Programas de Cualificación Profesional inicial –PCPI) para incrementar el procentaje de jóvenes que finalizan el CINE (Clasificación Internacional Normalizada de la Educación de la UNESCO).

3. En Secundaria, desaparición de los programas de diversificación curricular mediante la creación de programas de mejora del aprendizaje y rendimiento (Programa PROMAR; art. 27).

4. Aumento de la autonomía de los centros (recomendación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) de tal forma que los centros tengan la capacidad de identificar sus fortalezas para tomar decisiones sobre cómo mejorar su oferta educativa y metodológica (artículo 122bis).

5. Refuerzo a la capacidad de gestión (art. 124) y a la dirección de los centros (art. 132).

6. Desarrollo de Sistemas de evaluación externa (Ed. Primaria; art. 20.3; ESO, art. 29; Bachillerato, art. 36bis).

Para complementar el conocimiento de estos cambios, recomiendo la lectura de un documento llamado “Propuestas para la Mejora de la Calidad Educativa” y aparece el 10 de diciembre 2013. Tiene 46 páginas y de manera esquemática se puede profundizar en los cambios que en esta entrada se exponen.

Entrados en tema, quisiera detenerme en uno de los objetivos de la LOE-LOMCE aquí anunciados: APARTADO VIII de la LOMCE-LOE: “Las evaluaciones externas de fin de etapa tendrán carácter formativo y de diagnóstico (…): Deben servir para garantizar, orientar, normalizar los estándares de titulación y proporcionar información a padres, centros y Administraciones de cara a futuras decisiones (…)”. En este enlace podéis encontrar toda la información referente a la evaluación externa:

Pincha aquí Evaluación Externa LOMCE.

Y aquí es donde se encuentra una de las principales dificultades de la LOE-LOMCE. ¿Cuántos de nosotros podemos confundir estas evaluaciones externas como “reválidas”? En los claustros escolares he escuchado a los padres preguntar al director en qué consisten estas pruebas y sobre todo qué peso tendrá en la evaluación de sus hijos. Realmente creo que todas estas preguntas es por qué no existe una información del todo clara, sobre todo que llegue a los padres. Es así, que muchos de ellos (o la mayoría) creen que las evaluaciones externas o individualizadas (conocidas también como evaluación de diagnóstico en la LOE) supondrán que un alumno aprueba o suspenda el curso.

Desde mi punto de vista, la evaluación es necesaria. La evaluación externa proporcionará una información muy útil a todos los miembros de la comunidad educativa. Si es conducida y guiada correctamente por el tutor y el centro, el alumno aprenderá de ella como una parte más… de la sociedad. De cómo enfrentarse ante una “amenaza externa y diferente”. Desde mi punto de vista, nos prepara y nos da herramientas. ¿Quién de nosotros no ha hecho una entrevista de trabajo, una oposición? Todo ello es una prueba externa.

Con ello quiero decir que yo estoy a favor de las pruebas externas. Es como cuando vamos al médico. Lo primero que necesitamos es un diagnóstico para dar el tratamiento. Ahora bien, llegamos al punto álgido. Después de la evaluación externa ¿qué? ¿Cuál es el tratamiento? Y aquí es donde ahora mismo existe el problema.

Ante una evaluación, las Administraciones deben dar recursos y estos no existen. Lo único que he visto, con estas evaluaciones externas es la generación de una listas donde se colocan a los centros como si en una etapa ciclista fuera… Desde el 1 hasta el 200… Lo que se tiene que hacer no es generar listas y ver que España está a la cola de la educación, o que tal colegio de Madrid está a la cola de dicha comunidad haciendo, más aún los guetos.

Seamos honestos con nosotros mismos y veamos donde esta el problema. La LOMCE tiene buena base (mejorar el rendimiento, aumentar la fortalezas de los centros, normalizar estándares…) pero sigue faltando el “tratamiento”. Los colegios de primaria no tienen apenas profesionales de atención a la diversidad. Los que existen, les suprimen las plazas alegando excusas que quieren creer las Administraciones para buscar un mejor rendimiento del alumno… Los EOEP apenas van dos o tres veces por semana a los centros (el profesional de A.L en la la Comunidad de Madrid, en centros públicos va un único día a la semana a los centros y el P.T. acude entre dos a tres días, el psicólogo una vez cada quince días…). Finalmente, las administraciones hacen que estos profesionales se desanimen y busquen otras vías como encontrar un puesto de docente en el cuerpo de Primaria (como tutor, quiero decir).

Así pues, de nada nos vale tanta evaluación si luego no hay recursos que mejoren las deficiencias encontradas. Así, podemos encontrar que hay problemas en la competencia digital… pero qué recursos tienen los centros. ¡Ah, claro! La que sus propios recursos puedan llegar.

Con todo ello, y simplemente buscando una ayuda a la evaluación externa o individualizada Goliat ofrece una plantilla muy fácil para apoyar a centros y tutores en el registro obtenido en las evaluaciones externas. El resultado final es el siguiente informe:evaluación externa 1

Goliat 2.0 lo que hace es recoger, mediante plantilla, los datos cuantitativos recogidos en la evaluación atendiendo a las competencias evaluadas. Este esquema se puede ver en la siguiente imágen:

evaluación externa 2Goliat 2.0, ofrece un desplegable cualitativo en cada casilla (este se puede modificar según la metodología del maestro) y a su vez recogerá aspectos actitudinales de forma descriptiva (Siempre, Nunca, A veces) y se podrá añadir un comentario.

Con todo ello, nuestra metodología evaluativa se sistematiza y se toman nuevos datos para informar y orientar a los diferentes miembros de la Comunidad Educativa.

———————————————

No hace muchos años los maestros evaluamos a nuestros alumnos de Educación Primaria con sólo dos indicadores de logro: P.A (Progresa Adecuadamente) o N.M (Necesita Mejorar). La LOMCE con un currículo muy detallado de cada asignatura/área pone el énfasis en las notas numéricas desde Educación Primaria. Es decir, hemos pasado de un P.A a un SB (9 ó 10), pudiéndose hacer la media aritmética entre todas las áreas de Educación Primaria y pudiendo recuperar las áreas cada año (en vez de cada dos años como indicaba la LOE). Así, podemos encontrar en un boletín académico informativo del alumno, por ejemplo, que el alumno tiene un 6,3 entre la media de todas las áreas que ha cursado.

Por el contrario, comienzan a aparecer iniciativas que apuestan por un trabajo de aprendizaje sin asignaturas ni exámenes.

http://www.lavanguardia.com/vida/20150317/54428209150/primaria-ensaya-futuro-asignaturas-examenes.html

En la Comunidad de Madrid, la ORDEN 3622/2014, dicta en su artículo 21 que los padres o tutores legales tendrán acceso a los exámenes de sus hijos o tutelados dentro del centro educativo. No obstante, también indica que el tutor  deberá informar periódicamente a las familias. Con todo esto, volvemos a encontrarnos un nuevo callejón sin salida. El maestro o tutor debe confeccionar unos informes que orienten a las familias sobre la evolución del alumno.

Podemos resumir que la LOE-LOMCE abarca desde los estándares de aprendizaje enmarcados en una rúbrica con indicadores de logro, hasta la calificación numérica y las pruebas externas (tal como estipulaba la L.O.E). Aparece también la “revalida” o prueba extraordinaria, que curiosamente rompe con el caracter global y continuo que se le da a la evaluación final.

La LOE-LOMCE remarca el valor del resultado, del número, en parte para predecir y conocer realmente el aprendizaje alcanzado del alumno. Pero, nuevamente hemos de preguntarnos ¿se están dando recursos a los maestros para todo este procedimiento de evaluación?

En este sentido, Goliat 2.0 intenta hacer un camino más flexible en todo este proceso de evaluación. Intenta que el maestro, sistematice su evaluación y programación fácilmente, intentando que la evaluación no sea un proceso de asignación de números, sino que el juicio de valor del maestro tome un peso específico.

Goliat 2.0 (el cual se puede descargar desde la pestaña “Descargar gratuitamente Cuaderno de Evaluación Goliat 2.0”), es un cuaderno flexible tanto a la metodología como a la evaluación del maestro ofreciendo distintas herramientas. Una de esas herramientas hace referencia a lo que se está comentando en esta página.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: